Álvaro Vadillo, primer refuerzo del Granada CF para la temporada 2018-2019

El Granada CF ya tiene a su primera incorporación de cara a la temporada 2018-2019. La entidad granadina ha incorporado a su disciplina a Álvaro Vadillo. Un futbolista con un talento más que contrastado, que tratará de aportar su granito de arena para pelear por devolver a los nazaríes a la máxima categoría la próxima campaña. Hito que el de Puerto Real ya alcanzó en dos ocasiones anteriores tanto con el Real Betis como con la SD Huesca.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Granada CF anunció la llegada de Álvaro Vadillo a sus filas. “El Granada CF ha llegado a un acuerdo con el jugador Álvaro Vadillo, que se incorpora a la disciplina rojiblanca para las dos próximas temporadas. Llega libre tras jugar las dos últimas temporadas en la SD Huesca. El futbolista queda pendiente del correspondiente reconocimiento médico”, informó al respecto la entidad nazarí.

La trayectoria de este jugador arrancó en los escalafones inferiores del Real Betis, debutando en el filial heliopolitano en la temporada 2010-2011. Una campaña en la que, en el Grupo IV de Segunda División B, acabó logrando un gol en 14 encuentros. De cara al siguiente curso, Álvaro Vadillo alternó sus actuaciones entre el Betis Deportivo y el primer equipo. No en vano, debutó en Primera División con los verdiblancos, afrontando cuatro partidos.

Esta circunstancia se mantuvo en la temporada 2012-2013, en la que jugó 14 encuentros con el primer equipo y otros 10 con el filial. A partir del curso siguiente, Álvaro Vadillo se convirtió en miembro de pleno derecho de la plantilla del Real Betis: participó en 21 partidos en una campaña que se saldó con el descenso bético a la categoría de plata.

Así las cosas, en la temporada 2014-2015 el de Puerto Real se estrenó en Segunda División con un Real Betis que logró el ascenso a la máxima categoría tras finalizar en lo más alto de la tabla. Su contribución a dicho hito fue de siete encuentros. Álvaro Vadillo siguió en el Real Betis en la temporada 2015-2016, jugando únicamente tres encuentros.

Fue entonces cuando acabó su estancia en el estadio Benito Villamarín, comprometiéndose con la SD Huesca. En el conjunto aragonés estuvo dos temporadas, ambas en Segunda División. La primera fue la 2016-2017, en la que disputó el play-off de ascenso: participó en 35 compromisos oficiales, anotando siete goles. La segunda fue la 2017-2018, en  la que ayudó a que los de El Alcoraz lograran el ascenso directo a Primera División: jugó 22 partidos.