Álvaro Cervera, con pleno de victorias recibiendo la visita de la UD Las Palmas

El Cádiz CF se medirá este fin de semana a uno de los gallitos de la Liga 1,2,3. Y es que, en la decimoquinta jornada de la competición, el cuadro gaditano recibirá en el estadio Ramón de Carranza la visita de la UD Las Palmas. Un equipo con un gran potencial, ante el que los cadistas deberán ofrecer su mejor versión para poder hacerse con los tres puntos. De lograrlo, los amarillos darían un golpe sobre la mesa en el certamen.

La UD Las Palmas es un rival que conoce a la perfección el timonel del Submarino Amarillo, Álvaro Cervera. No en vano, a lo largo de su carrera en los banquillos, el cántabro se ha medido en tres ocasiones a los canarios como local. El saldo de esos duelos no puede ser más positivo para sus intereses: en todos ellos acabó haciéndose con los tres puntos. Una dinámica que tratará de continuar este fin de semana, con el Cádiz CF.

Fue en la decimotercera jornada de la temporada 2011-2012 cuando Álvaro Cervera se midió como local a la UD Las Palmas por primera ocasión. Lo hizo a los mandos del Recreativo de Huelva, consiguiendo un valioso triunfo en el estadio Nuevo Colombino: 4-2. Los tantos del combinado onubense fueron obra de Javi Álamo (en los minutos 4 y 11), Borda (en el minuto 28) y Aitor (en el minuto 89). En cuanto a los canarios, anotaron Sergio Suárez (en el minuto 17) y Quiroga (en el minuto 62).

A los mandos del CD Tenerife, gran rival de la UD Las Palmas, Álvaro Cervera vivió su siguiente duelo como local ante los amarillos. Sucedió en la decimoséptima jornada de la temporada 2013-2014, logrando una importantísima victoria para sus aspiraciones: 3-0. Los artífices del triunfo chicharrero en el estadio Heliodoro Rodríguez López fueron Ricardo (de penalti, en el minuto 22) y Ayoze Pérez (en dos ocasiones, en los minutos 63 y 73).

Finalmente, en la sexta jornada del siguiente curso, Álvaro Cervera volvió a afrontar un CD Tenerife – UD Las Palmas. Nuevamente logró el triunfo ante los amarillos, tras el 2-1 final. Una ajustada victoria, que se cimentó en los goles de Araujo (en propia puerta, en el minuto 27) y Cristo Martín (en el minuto 48). Antes, Momo adelantó a los visitantes, en el minuto 14.