Álex Fernández, calidad para el mediocampo del Cádiz CF

El Cádiz CF ha conseguido hacerse con los servicios del mediocampista Álex Fernández. Un futbolista con una calidad más que contrastada al que, no obstante, ha podido faltarle cierta regularidad en su trayectoria deportiva. Una regularidad que tratará de recuperar en el estadio Ramón de Carranza, que será su hogar las dos próximas campañas. De este modo, el jugador tendrá hasta el 30 de junio de 2019 para erigirse en uno de los pilares del Submarino Amarillo y recobrar sensaciones.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Cádiz CF anunció la incorporación de este jugador a su disciplina. “Este lunes ha firmado su nuevo contrato con el Cádiz Club de Fútbol el jugador Álex Fernández, que llega libre tras haber jugado la pasada temporada en el Elche Club de Fútbol. Su compromiso alcanza las dos próximas temporadas”, indicó el club gaditano. Asimismo, la entidad cadista afirmó que “el jugador ha pasado reconocimiento médico y mañana será presentado junto a Lucas Bijker y Rober Correa a las 12:30 horas en la sala de prensa del estadio Ramón de Carranza”.

Formado en los escalafones inferiores del Real Madrid, Álex Fernández fue quemando etapas en La Fábrica blanca hasta dar el salto al Real Madrid Castilla en la temporada 2010-2011, en la que fue uno de los pilares del filial madridista. Aquella campaña fue alineado en 32 compromisos oficiales, logrando dos goles. Sus buenas actuaciones propiciaron que debutara con el primer equipo de la mano de José Mourinho: disputó un encuentro con los madrileños. Posteriormente, en la temporada 2011-2012, el jugador mantuvo su estatus en el segundo equipo blanco: jugó 35 partidos oficiales, ayudando a que su equipo lograra el ascenso a Segunda División.

Una categoría en la que debutó con el Real Madrid Castilla en la temporada 2012-2013, colaborando en la consecución de la permanencia sin demasiados apuros. Jugó 32 partidos en la categoría de plata, consiguiendo tres goles. Aquella campaña volvió a ser requerido por José Mourinho para jugar en el primer equipo blanco: disputó un partido con el cuadro madridista. Una entidad de la que se desvinculó de manera abrupta en el curso 2013-2014, recalando en el RCD Espanyol.

En el conjunto periquito se mantuvo durante temporada y media, sin disponer de la continuidad esperada. Así, en su primera campaña en el RCD Espanyol, Álex Fernández disputó 30 compromisos oficiales, si bien solamente en cinco ocasiones saltó al terreno de juego como titular. Una situación que se mantuvo en la temporada 2014-2015, en la que apenas fue alineado en siete ocasiones. Por ello, en el mercado invernal, se marchó cedido al HNK Rijeka croata: un club en el que jugó 11 partidos oficiales. Posteriormente, en la temporada 2015-2016 vivió una nueva cesión: al Reading FC, de Championship. En este conjunto jugó 10 partidos.

Tras desvincularse del RCD Espanyol, Álex Fernández regresó al fútbol español en la temporada 2016-2017. El mediocampista se convirtió en flamante refuerzo del Elche CF, con el que vivió un amargo descenso a Segunda B. Pese a ello, fue un jugador importante en los esquemas de los ilicitanos: disputó 36 partidos ligueros, anotando tres goles.