Una Champions que se antoja complicada para el Sevilla FC

El Sevilla Fútbol Club hará frente este sábado 18 de mayo a la última jornada liguera. Los sevillistas recibirán en el Ramón Sánchez Pizjuán al Athletic Club. Un conjunto que, al igual que los de Nervión, están metidos de cuajo en la pelea por plaza europea. Joaquín Caparrós y sus hombres todavía tienen posibilidades, aunque mínimas, de acabar en la cuarta posición, la cual permite disputar la Champions League la próxima temporada. A continuación, veremos las cartas del club nervionense para finalmente acabar en esa plaza tan deseada.

Ganar y esperar

Es cierto que el Sevilla FC no depende de sí mismo para clasificarse a Champions, pero también lo es que deberán de ganar para poder soñar. Además, el Athletic Club, se encuentra a tan solo tres puntos de los sevillistas y con una victoria en el Ramón Sánchez Pizjuán les bastaría para mandar a los locales a la séptima plaza. Una posición en la cual ya quedó la temporada pasada el propio Sevilla FC y, puesto que las previas de Europa League comienzan en julio, el equipo acabó sufriendo el desgaste de la acumulación de partidos. Por todo esto, los de Caparrós deben de asegurar la victoria y esperar a los resultados de sus dos rivales en la lucha por la cuarta plaza.

Valencia CF y Getafe CF

Actualmente los murciélagos ocupan la cuarta posición, pues en la anterior jornada ganaron y adelantaron al Getafe CF. Ambos equipos están empatados, con dos puntos de ventaja sobre los sevillistas. El único equipo que depende de sí mismo para ocupar plaza Champions es el Valencia, que se medirá al Valladolid a domicilio. Los pucelanos ya están salvados matemáticamente, algo que resta esperanzas a madrileños y sevillanos. Por su parte, el Getafe se verá las caras con el Villarreal en el Coliseum Alfonso Pérez, estando los castellonenses también salvados ya. Por lo tanto, la opción nervionense de clasificarse a Champions es muy remota, ya que tendrían que perder tanto Valencia como Getafe.

¿Fracaso de temporada?

La baza que le queda a los sevillistas para tratar de arreglar la campaña es quedar cuarto en LaLiga para poder jugar Champions. Si no lo consigue sí se consideraría un fracaso, puesto que en Copa del Rey solamente pasó dos rondas y en Europa League cayó en Praga ante la sorpresa de todo el continente. Además, el cuadro sevillista no ha dado una buena imagen a lo largo de la temporada, yendo de más a menos con una planificación deportiva cuanto menos cuestionada.