Espartanos, haced que sea una fiesta

Esto es lo que sobrevoló ayer  en la sala de prensa del vetusto Lorenzo Cuevas: fiesta. Y verdaderamente es así, pues pase lo que pase en estos dos últimos envites ligueros que les restan a los hombres de Cubillo, el resultado es de notable alto. Por eso, y pese a las palabras de responsabilidad del técnico, por otra parte, siempre prudente, que reconocen a la siempre fiel afición blanca, el partido del próximo domingo debiera ser el del impulso por parte de la ciudad al nuevo proyecto presentado por Best of you.

Este próximo domingo se cierra la temporada en casa para los espartanos, y lo hacen ante un rival que siempre ha logrado llevarse algo positivo del vetusto Lorenzo Cuevas, que además viene jugándose la última plaza que da derecho a disputar la fase de ascenso a la Liga 123. Un conjunto, el católico, que cambió de técnico para estas últimas tres fechas del campeonato, y que posee una base muy importante de jugadores, como Chavero, Onwu, Collantes, Isi Ros, etc… Encima poseen buenos números lejos de La Condomina, pues en solo cinco ocasiones no consiguieron ver puerta.

Pero los hombres de Cubillo no son menos. En primer lugar, porque se están jugando la posibilidad de disputar el próximo curso la novedosa Copa dispuesta por el señor Rubiales. Así como conseguir un dato muy relevante, como el de solo haber concedido un gol en su campo en toda la segunda vuelta.

Todos estos datos hacen del último encuentro de los espartanos en casa, uno de los más atractivos de toda la temporada.

Para el partido el técnico madrileño no podrá contar con la participación de Juanma, pues el rubio delantero de los espartanos (máximo goleador de los blancos), vio una tarjeta roja en Cartagena que le acarrea la consiguiente sanción. Pero Cubillo no quiso lamentarse por esta situación, afirmando las múltiples posibilidades con las que puede hacer frente al encuentro, dándose quizás un cambio táctico.

Lo importante para el míster es la necesidad de darlo todo y hacer feliz al fiel público del Lorenzo Cuevas.