Entrevista a Noelia Ramos, futbolista del Sevilla FC Femenino

Noelia Ramos Álvarez (La Laguna, 10-02-1999) ha sido una jugadora clave esta campaña para que el Sevilla FC Femenino consiguiera la permanencia en la Liga Iberdrola. No en vano, bajo palos ha cuajado muy buenas actuaciones, aportando su granito de arena para que las sevillistas puedan disfrutar una temporada más de la máxima categoría del fútbol español. Acabada la temporada, El Córner del Sur se puso en contacto con la guardameta, que muy amablemente atendió a este digital para repasar lo que ha dado de sí el curso 2018-2019.

En esta sufrida temporada, el Sevilla FC Femenino acabó manteniendo la categoría. Una vez acabada la Liga Iberdrola, ¿qué sensaciones le ha dejado la campaña realizada por su equipo?

La verdad es que ha sido una temporada difícil, pero el equipo ha hecho un esfuerzo grande. Sobre todo, cuando más mal estábamos, hemos sabido levantarnos. Estoy orgullosa, porque a pesar de las dificultades que tuvimos durante el transcurso de la temporada, le dimos la vuelta a la situación para lograr el objetivo de ser un año más de Primera División.

¿Cómo fueron los primeros pasos del Sevilla FC Femenino esta temporada? ¿Cómo vivieron la mala dinámica de tantas jornadas sin poder conseguir el triunfo?

Teníamos muchísimas ganas. Sabíamos que iba a ser difícil porque al final todos los años, todos los equipos se refuerzan. Pero nosotras nos centramos en nuestro trabajo, en dar todo cada día. Al final, se ha visto recompensado.

Fue difícil. Una situación bastante complicada porque perdías y volvías a perder. Era un momento en el que era muy difícil levantar cabeza. Tuvimos un cambio en general de situaciones en el equipo y eso hizo que nos motivásemos, tuviéramos más ilusión. El equipo cambió radicalmente y logramos el objetivo.

La llegada de Cristian Toro al banquillo en el pasado mes de diciembre marcó un punto de inflexión. ¿Qué cambió con la llegada del argentino?

Creo que la llegada de Cristian Toro nos hizo creer más en nosotras. Sobre todo, con ilusión. En los momentos en los que pasamos malas rachas no teníamos ilusión; quizás perdimos un poco la confianza en nosotras mismas. Cristian nos devolvió todo eso que necesitábamos para poder darlo todo en cada partido y, sobre todo, en disfrutar.

Desde la jornada 22, el Sevilla FC Femenino supo mantenerse fuera de la zona de descenso. ¿Dónde cree que estuvo la clave para poder revertir la mala situación clasificatoria?

En el trabajo diario,  en  creer, en el esfuerzo… Hay muchísimas horas detrás, que se han visto recompensadas en el campo. En todo momento hemos sido una piña y eso se ha visto reflejado.

Finalmente, consiguieron atar la permanencia en la última jornada, al derrotar al Levante Femenino. ¿Cómo vivió aquel partido?

Fue un partido en el que en los días previos había muchísimos nervios: sabíamos que nos lo jugábamos todo. Pero confiamos en nosotras y en darlo todo. Como nos dijo el míster, dándolo todo íbamos a ser capaces y así fue. La verdad es que contenta: al final, liberamos muchísima tensión.

Con respecto a la Copa de la Reina, cuajaron un brillante papel, al alcanzar las semifinales. ¿Qué recuerdos le quedan de las eliminatorias ante la EDF Logroño y el Levante Femenino? ¿Y de las semifinales en Anoeta?

Creo que fue una experiencia única. Conseguimos llegar a unas semifinales: es un gran recuerdo que tenemos. Ojalá que el año que viene podamos volver a meternos. Recuerdo aquella tanda de penaltis que superamos y cómo nos metimos en una semifinales de Copa de la Reina cuando nadie apostaba por nosotras. Demostramos lo que valíamos como equipo.

Con un sabor agridulce, porque al final no conseguimos lo que queríamos. Pero bueno, pudimos jugar en un gran estadio como es Anoeta, ante muchísimas personas. A pesar de no haber conseguido el pase a la final, el equipo luchó y dio buena imagen: nos quedamos con eso.

En su opinión, ¿qué papel ha jugado la afición del Sevilla FC Femenino esta temporada?

La afición ha sido imprescindible y fundamental para nosotros. Han estado alentándonos durante todo momento, sobre todo cuando las cosas no iban tan bien. En el último partido, que nos jugábamos todo, fue súper emotivo el cómo nos aplaudían. En cada partido han estado ahí apoyándonos. Es de agradecer, porque nos sentimos respaldadas siempre.

A nivel general, ¿cómo valora la Liga Iberdrola en esta temporada 2018-2019?

Ha sido una Liga bastante competitiva. Cada año se refuerzan los equipos y es muy difícil permanecer en la categoría. Ha sido súper emocionante. Creo que ha sido uno de los año que más la he vivido con emoción y tensión. Cada año la Liga va creciendo.

¿Ha habido algún equipo que le haya sorprendido especialmente?

No, como digo: cada equipo se ha reforzado como ha podido, dando todo por parte de cada jugadora. Todos han intentado dar el máximo. Unos han intentado sorprender, otros que tenían malas rachas han conseguido darles la vuelta como nos pasó a nosotras… La verdad es que me siento orgullosa de pertenecer al Sevilla FC.

En el plano personal, esta ha sido su primera campaña en el Sevilla FC Femenino: ¿qué sensaciones le quedan del club?

Ha sido un año en el que he aprendido mucho. Un año en el que he valorado muchísimo más todo: el esfuerzo, el levantarme después de cada caída. He aprendido tanto a nivel personal como futbolístico. También he disfrutado mucho, a pesar de que ha sido una temporada difícil: al final ha acabado de la mejor forma, con la permanencia.

Ha podido ponerse bajo palos en 22 compromisos oficiales. ¿Cómo se ha sentido sobre el terreno de juego?

Siempre intento ayudar al equipo desde atrás, intentándolo hacer de la mejor forma posible. Espero haber ayudado al equipo y quiero seguir trabajando para seguir creciendo cada día. Con mi compañera, Noelia Gil, y mi entrenador de porteras, Antonio García, hemos crecido este año y hemos ganado confianza, que en un portero es fundamental.  

¿Qué destacaría de su compañera de portería, Noelia Gil?

He tenido la suerte y el privilegio de haber compartido con ella otras campañas en diferentes equipos. Es una jugadora que siempre está con una sonrisa y compaginamos bien: siempre estamos trabajando.

Para acabar, ¿cuál ha podido ser el mejor momento de la temporada para usted?

Para mí, sin duda, el último día de la temporada. Te diría también la Copa de la Reina, pero sin duda, el día que conseguimos la salvación. Fue sentir un alivio y una alegría inmensa: te pones a mirar hacia atrás y ves todo lo que has conseguido y te emocionas.