Entrevista a Nagore Calderón, futbolista del Sevilla FC Femenino

Nagore Calderón Rodríguez (Madrid, 02-06-1993) afronta con ganas el último partido de la Liga Iberdrola para el Sevilla FC Femenino. Las sevillistas tratarán de asegurar su continuidad en la máxima categoría recibiendo a un durísimo contrincante, como es el Levante Femenino. Pese a ello, la madrileña confía en que su equipo sea capaz de hacer valer su juego para conseguir un buen resultado ante las granotas. Sobre todo ello habló, muy amablemente, en esta entrevista con El Córner del Sur.

¿Cómo llega el Sevilla FC Femenino a este decisivo partido para acabar la temporada?

La verdad es que el equipo tiene muchas ganas de que el partido sea ya. Es verdad que podríamos haber hecho los deberes un poco antes, pero no ha podido ser así: ahora, nos lo jugamos todo. El Levante es un rival duro, pero es verdad que en Copa conseguimos ganarles. Tenemos muchas ganas de poder jugar, de sacar algo positivo y de cumplir el objetivo.

¿Qué destacaría del que será su próximo adversario, el Levante Femenino?

Tuve la suerte de haber jugado un año allí. Digo suerte porque creo que es uno de los mejores equipos del fútbol femenino en Primera División. Tiene jugadoras muy determinantes, aunque a veces creo que peca un poco de individualidades, que les han hecho perder algunos puntos. Pero cuenta con jugadoras de primer nivel, que en cualquier momento te pueden solucionar un partido. Hay que estar muy atentas a esas jugadoras que determinan y marcan un poco la diferencia.

Afrontarán esta importante final en casa. ¿Qué papel puede acabar jugando la afición?

La afición es, sin duda, muy importante para nosotras. Ha estado en los momentos más duros del año, como cuando estábamos últimas y a varios puntos de la salvación: nunca nos dejaron solas. Sabemos que ahora van a estar. Es el partido más importante de la temporada porque nos lo jugamos todo. Sabemos que van a responder y nosotras intentaremos no fallarles.

¿Hasta qué punto pueden servir como referencia los duelos que ya han tenido ante las granotas tanto en la Liga Iberdrola como en la Copa de la Reina?

Bueno, creo que la situación es diferente a los partidos anteriores. Creo que la Copa no se puede comparar con la Liga, porque son partidos diferentes pero que sirven para medir el nivel. Ahora, la situación es diferente. El estado anímico va a influir mucho: nosotras nos jugamos la vida y ellas no se van a jugar prácticamente nada. Sí que es cierto que son un equipo que nos va a poner las cosas muy difíciles, que va a ir a por todas. El hecho de que no se juegue nada no va a significar nada ni va a cambiar el rumbo del partido. Se tiene que notar que las que nos jugamos algo, somos nosotras. El factor anímico tiene que ser determinante en este partido. Como referencia, tomaría que este año hemos jugado dos veces contra ellas y nos conocemos mucho. Somos dos equipos que sabemos cuáles son los puntos fuertes de cada uno.

¿Por dónde cree que pueden pasar las claves de este encuentro?

Siempre pienso que nosotras estando bien le podemos hacer daño a cualquiera. Y al final es en lo que nos tenemos que basar. Tenemos que ser un bloque fuerte, manteniendo la calma en los momentos complicados porque ellas nos van a atacar y nos van a crear ocasiones. Debemos confiar en nuestros puntos fuertes. Además, tenemos que estar finas en ataque. Son los típicos equipos que no conceden mucho y cuando creas algo, tienes que meterlo.

Lo cierto es que la última jornada va a resultar no apta para cardíacos, con una intensa lucha por la permanencia. ¿Cómo ve a sus rivales por la salvación?

Creo que todos tienen opciones. Va a ser un final muy bonito, pero como dices muy cardíaco para todos los que estamos implicados. El Málaga CF creo que ha tenido mala suerte en sus últimos resultados. Es un equipo que, por sus características, podría estar más arriba. Lo mismo pienso del Madrid CFF, que ahora ha sacado una victoria en el campo del Levante y le ha dado algo de aire. El Fundación Albacete no se esperaba estar ahí a principio de temporada y tanto el Sporting de Huelva como la EDF Logroño, como nosotras, han sacado la temporada con mucho esfuerzo. Cualquiera puede bajar. Los nervios y mantener la calma influirán mucho en los resultados.

El fin de semana pasado, su equipo acabó cayendo a domicilio ante el FC Barcelona Femenino. ¿Cómo vivió aquel duelo?

Al final, el Barça te mete seis y es un poco la sensación que queda de cara al público, pero creo que hicimos un gran partido. Hicimos una gran primera parte: es muy complicado meterles dos goles y crearles ocasiones como hicimos. Por momentos, las tuteamos: no olvidemos que es un equipo que es finalista de la Champions. Pero bueno, al final tienen jugadoras muy determinantes, de primera clase mundial y si ellas tienen 10 te meten seis y si tú tienes 10 metes dos. Esa es un poco la diferencia.

En el plano personal, esta campaña ha supuesto la segunda que ha pasado en las filas del Sevilla FC Femenino. ¿Cómo valora la temporada?

Esta temporada ha sido dura. No para mí, sino para todas. Ha sido un año muy complicado porque nos hemos quedado mucho tiempo en una posición muy jodida. Hemos estado prácticamente descendidas durante toda la primera vuelta y parte de la segunda. Creo que ha sido muy duro todo, pero nos ha hecho crecer muchísimo. Encontramos el punto de inflexión con la llegada de Cristian, el equipo salió un poco a flote. No es que los dos entrenadores no dieran con la tecla, sino que fue un cambio de mentalidad que nos hizo salir del pozo. Al final, creo que hemos aprendido mucho. A mí me ha servido mucho afrontar esta situación. Por suerte, no la había vivido nunca y me ha servido. Al final, cuando el fútbol pase quedan las experiencias y creo que es una experiencia que me va a hacer crecer mucho.

Por el momento, ha podido participar en 28 partidos, marcando tres goles. ¿Cómo se ha sentido sobre el terreno de juego?

La verdad es que creo que en esta temporada he podido dar más de mí, pero no ha podido ser. Todas queremos dar el máximo rendimiento y a veces no es posible. Estoy contenta por poder aportar todo lo que puedo, pero me gustaría aportar un poco más. Me siento bien en el equipo, contenta e importante. Me llevo muy bien con mis compañeras. Pero está claro que siempre se puede dar un poco más y trabajo para ello.

Para acabar, ¿qué significaría para usted poder dejar al Sevilla FC Femenino un año más en la élite?

El Sevilla FC Femenino siempre debe estar en Primera. Es uno de los grandes. La apuesta por el femenino del club, las instalaciones, lo bien que nos sentimos aquí… Está claro que este club debe quedarse en Primera. Ya fue grande en su momento, luchando por Ligas antes de descender. Y creo que ahora, con un poco de esfuerzo y trabajo, puede volver a estar en lo más alto. Somos las encargadas de poner un poco la base y luego, a partir de ahí, trabajar para hacer un poco más grande al equipo.