Entrevista a Javi Carrillo, futbolista de la UB Lebrijana

Segundo Javier Carrillo Márquez recaló, en la recta final del mercado de fichajes de invierno, en las filas de la UB Lebrijana. Un club con el que ha tenido la posibilidad de estrenarse en el Grupo X de Tercera División, donde por el momento está gozando de bastante continuidad. No en vano, el delantero ha jugado cinco compromisos ligueros, anotando un gol. Sobre sus primeros pasos en el equipo y en la categoría, habló muy amablemente en esta entrevista con El Córner del Sur.

En este mes de enero se produjo su desembarco a las filas de la UB Lebrijana. ¿Cómo se produjo su llegada al club?

Bueno, fue dos días antes del cierre del mercado de Tercera División. Recibí la llamada de la directiva de la UB Lebrijana y ante la oferta que me hicieron, era medio imposible decir que no. Era un gran reto poder jugar en Tercera División.

¿Qué fue lo que más le atrajo de la posibilidad de jugar en la UB Lebrijana?

Además de que el pueblo siempre me ha llamado la atención, desde hace muchos años, quería jugar con esta afición. Su forma de vivir el fútbol que tienen, es lo que más me gusta. Cuando recibí la oferta, no lo dudé, vamos.

¿Cómo resultó su adaptación al equipo?

La adaptación fue fenomenal, de 10. Hay un grupo humano muy bueno. Me acogieron desde primera hora como uno más: fue fantástica.

¿Cuáles han sido las primeras sensaciones que le han transmitido tanto sus compañeros como el entrenador?

Muy buenas. Es un equipo con un gran nivel, comprometido. Van todos a una. Fue una primera impresión muy buena.

Por el momento, ha tenido la oportunidad de participar en cinco compromisos ligueros. ¿Cómo se está sintiendo sobre el terreno de juego?

Con el paso de los partidos y los minutos que he ido cogiendo, la verdad es que bastante mejor. Al principio me costó bastante el adaptarme al nivel. A la hora de los partidos se notó bastante el cambio de categoría, porque era un nivel superior: ritmo, intensidad… Algo diferente. Ya creo que estoy mejor.

¿Cuáles han sido las primeras impresiones que le ha dejado el Grupo X de Tercera División?

Es una categoría muy dura, con bastante nivel por parte de todos los equipos. Aquí, está más que claro que el último le puede ganar al primero, porque hay mucha igualdad.

La pasada jornada acabaron cayendo derrotados ante el Puente Genil FC, por 3-2. ¿Cómo vivió el encuentro?

Las sensaciones que ese partido me dejaron fueron muy buenas. Más allá del resultado, el equipo no bajó los brazos. Supo sobreponerse a ese 2-0 en el descanso e intentó remar contracorriente en todo el segundo tiempo. Hasta el pitido final, el equipo lo dio todo.

¿Dónde cree que pudo estar la clave del partido?

Creo que tuvimos fallos de concentración en momentos puntuales, que fueron los que nos acabaron condenando, por así decirlo.

En dicho partido pudo marcar su primer gol con la zamarra de la UB Lebrijana. ¿Qué significó para usted ese tanto?

A nivel personal, es una liberación. Un delantero que llega a un equipo, lo que más ansia tiene es de meter su primer gol. Una vez que metes el primero, los demás van a ir viniendo solos seguro, con trabajo.

De cara a este fin de semana deberán recibir la visita del Betis Deportivo. ¿Cómo ve al filial bético?

Me parece que es un equipo que tiene bastante presión, por lo que supone tener que meterse en la liguilla y subir al filial a Segunda División B. Será un partido muy disputado. Nosotros queremos sellar ya la permanencia y en casa es muy complicado que los rivales saquen demasiado.

¿Por dónde cree que pasan las opciones de su equipo de conseguir un resultado positivo ante los béticos?

Una de las claves será la intensidad, seguro. También el trabajo. Tenemos que ir todos a una y a remar juntos.

Para cerrar, ¿qué espera de cara a lo que queda de competición?

Bueno, a nivel colectivo, lo primero es sellar la permanencia del equipo para continuar un año más en Tercera División. En el plano personal, espero hacer un buen papel en estos últimos partidos y conseguir goles. Todo, para demostrar a quienes me ficharon que no se equivocaron en ello.