Entrevista a Álvaro Montero, futbolista del Marbella FC

Álvaro Montero Fernández (Madrid, 05-11-1989) afronta la recta final de la temporada con el Marbella FC dispuesto a seguir peleando y luchando para que el equipo consiga los mejores resultados posibles en el Grupo IV de Segunda División B. Una categoría que el delantero conoce a la perfección y donde está siendo un jugador importante en la escuadra marbellí. Por el momento, ha podido marcar seis goles, aportando su granito de arena para que los blanquillos hilen 14 jornadas sin derrota. Sobre ello habló, muy amablemente, en esta entrevista con El Córner del Sur.

El Marbella FC logró tres puntos de oro el pasado fin de semana ante la Real Balompédica Linense. ¿Cómo fue el encuentro?

Bueno, fue un partido muy complicado. Cualquier equipo, a estas alturas de temporada, lo pone difícil: todos están tratando de cumplir sus objetivos anuales. Ellos vinieron con las ideas muy claras, sabíamos que iba a ser un partido muy duro y así fue. Tuvieron sus opciones, pero nosotros supimos aguantar. Estuvimos muy serios, muy competitivos y aprovechamos nuestras ocasiones.

¿Dónde cree que pudo estar la clave de la victoria?

Creo que en  el trabajo. Somos un equipo muy competitivo, muy humilde y muy trabajador. La Segunda B es complicada porque todos los equipos son muy difíciles de ganar: cualquier equipo te pone en problemas. Pero bueno, sabiendo eso, nosotros intentamos trabajar y ser lo más serios en defensa para aprovechar nuestras ocasiones. Afortunadamente lo conseguimos y seguimos una semana más con una racha espectacular.

Con este, ya son 14 los partidos que acumula el Marbella FC sin conocer la derrota. ¿Qué importancia tiene esa racha para ustedes?

Siempre, en el mundo del fútbol, los resultados son los que determinan un poco el éxito del trabajo que se desarrolla de forma diaria. A veces, el trabajo no se ve reflejado con resultados. Pero en los últimos partidos estamos haciendo un trabajo muy duro, muy serio y sabiendo muy bien lo que tenemos que hacer. Partiendo de esa humildad y de esa ilusión, creo que el trabajo da sus frutos. Como consecuencia de ello, estamos consiguiendo una racha importante.

En líneas generales, ¿cómo valora la temporada realizada hasta la fecha por el Marbella FC?

Bueno, creo que hay dos partes claramente diferenciadas. Durante la primera vuelta, el equipo no se encontró con los resultados que el trabajo diario nos debía haber deparado. El fútbol, en ese sentido, es un poco injusto: no siempre el trabajo se ve reflejado en puntos. Que es lo que marca el devenir de una temporada. Creo que estábamos trabajando bien aunque nos faltaron algunos aspectos que mejorar y en momentos clave de esa primera parte de la temporada, nos faltó esa pizca necesaria de suerte. Una suerte que, aunque lo importante es el trabajo, te acaba ayudando a tirar más hacia arriba o a estar donde acabamos estando.

A partir de ahí, en la segunda vuelta creo que esos resultados llegaron. El equipo trabajo aún más duro, aunque antes estábamos trabajando bien… Llegaron refuerzos con ilusión, con ganas; también entró un nuevo grupo a cargo del club. Y toda esa ilusión y ese trabajo que veníamos realizando, al final se materializó en buenos resultados y en victorias. El fútbol no tiene memoria: igual que el año pasado el equipo estaba peleando por quedar campeón, empieza un nuevo año y los objetivos cambian completamente. El trabajo diario es el que te pone en un sitio o en otro. La Liga es la que hace justicia y la que te marca el éxito o el fracaso de una temporada.

Con la permanencia ya prácticamente atada, ¿con qué objetivo afrontan estas próximas jornadas en el Grupo IV de Segunda B?

Tenemos el objetivo máximo de aprovechar cada partido que tenemos. Siempre lo he dicho: vivimos de lo que más nos gusta hacer y somos unos privilegiados por poder disfrutar de esta oportunidad que tenemos. A partir de ahí, más con esta racha que tenemos, debemos intentar dar el máximo en estos partidos que quedan, aprovechando los minutos que podamos jugar para quedar lo más alto posible.

En el plano personal, se trata de su primera campaña en el Marbella FC. ¿Qué impresión le queda tanto del club como de la ciudad?

Bueno, la verdad es que es una ciudad a nivel de vida espectacular, con un clima espectacular. El club, creo que si ya era un club grande, ahora con las incorporaciones a nivel jerárquico y de organigrama nuevo ha ganado en profesionalidad. Creo que es un proyecto que va a aspirar a grandes cosas. Desde el trabajo y desde la humildad, se van a intentar conseguir objetivos ambiciosos. El club puede intentar lograr un objetivo mucho más grande, como el que se intentó el año pasado. A partir de ahí, quiero disfrutar de cada día que estoy aquí y de cada partido que pueda jugar. Es un  privilegio para todos.

Ha podido jugar 25 partidos, consiguiendo seis goles. ¿Cómo se ha sentido sobre el terreno de juego?

Tampoco pienso en valoraciones personales hasta que termina una temporada. Pero bueno, en todos los sitios en los que he estado, he afrontado la temporada con la mayor ilusión y las mayores ganas de aportar trabajo al equipo. Sí es cierto que en el caso de los delanteros el trabajo se mide por goles: a partir de ahí, intento dar el máximo independientemente de un resultado o de una cantidad concreta de goles. Intento siempre mejorar y eso es lo que voy a intentar de aquí al final: mejorar en lo que pueda, ayudar al equipo y a final de año se verá cómo ha sido la temporada.

Acercándose el final de temporada, resulta casi imposible no preguntarle: ¿le gustaría continuar en la plantilla la próxima temporada?

La verdad es que este es un club muy ambicioso. Estamos haciendo un año bastante bueno y lógicamente, todos queremos estar en sitios donde se vayan a pelear por grandes cosas, donde cada uno podamos mejorar a nivel personal y a nivel colectivo. Al final, el objetivo es llegar lo más arriba posible. Intentaré apretar, dar el máximo y mi mejor versión como siempre he intentado. No pienso demasiado en qué pasará. Cuando acabe el año, la gente valorará el trabajo del equipo, los resultados de cada uno de nosotros y a partir de ahí, decidirán en lo referente a cada uno.

La próxima jornada rendirán visita al Club Recreativo Granada, ¿cómo ve a su próximo rival?

Es un filial que al final, son equipos impredecibles. Son gente joven, con futbolistas muy competitivos y que tienen una gran ilusión por llegar arriba. Quizás, esta temporada no se han encontrado con esos resultados y no están donde se podría esperar de un filial de un equipo tan importante. Precisamente  por eso y sabiendo la situación que atraviesan, afrontamos el partido con la mayor seriedad y la mayor competitividad. Para nosotros, todos los partidos son una oportunidad de seguir mejorando.  Sabemos que va a ser difícil porque son chicos jóvenes con mucha ilusión, pero afrontaremos el partido con seriedad, con humildad: a partir del trabajo, seguramente consigamos un buen resultado.

Para acabar, ¿qué espera del duelo ante el filial nazarí?

Creo que debemos plantear un partido difícil para ellos. Los filiales siempre quieren tener el balón, jugar al fútbol porque están preparados para ello. Nosotros intentaremos contrarrestar su juego con nuestras armas: la competitividad, la seriedad y el trabajo. A partir de ahí, siempre habrá opciones. Si hacemos las cosas bien, creo que podremos sacar un resultado positivo de Granada.